Aniversario 20 del álbum debut de Yajaira.

El trío celebró dos décadas desde la publicación de su larga duración homónimo.

Hace menos de un mes tuvimos la dicha de conocer esta noticia que remece el panorama musical del país: Yajaira tocaría en vivo el aclamado 1er disco de 1998 y no en cualquier lugar, nada menos que en la sala 1 del Cine arte Alameda.

En una entrevista de radio Futuro, Miguel Angel Montenegro adelanta parte del show, de lo que incluye el disco doble y revela parte de una sorpresa que recibiría a quienes irían entrando al evento: se trata nada más ni nada menos que el flipper original de Gorgar de 1979, que inspiró a la portada del disco homónimo y cuyo nombre posee el track n°10, sistema de entretenimiento al que tuvimos la oportunidad de jugar sin costo ni límite de tiempo. Así mismo al momento de entrar a la sala se oían los sonidos de esta mítica máquina que representa a un bárbaro que va a enfrentar al demonio para salvar a su amada.

La producción es notable, tanto en cuanto a sonido a nivel técnico y a nivel de la acústica propia del lugar como en cuanto a iluminación, destacándose lo visual que consistió en imágenes randómicas hechas a través del uso de químicos de diversos colores y formas. Ya la gente posicionada, (algun@s disfrutando de unas cervezas heladas), cámaras en rec y oídos abiertos, en cualquier momento empieza el ritual.

Horizonte hace su aparición iniciando los fuegos tal como lo hiciera hace 20 años en el añorado y emblemático álbum debut homónimo (y como lo hiciera también abriendo el concierto de Black Sabbath en 2016). Un corte que inmediatamente nos hace un acercamiento a la potencia y sonoridad del entonces también trio que contaba con Sebastián Arce en la batería (quien participó en el álbum Lento y Real de 2000, Sonidos ocultos de 2003 y en la recientemente publicada reedición del álbum homónimo de 1998, además de la celebración de los 20 años de la banda, show extendido que contó con la presencia de los 3 bateristas que ha tenido la agrupación, el magallánico Christian “Pin pon” Mc Donald, baterista también de Hielo Negro y Hector “Piri” Latapiat, guitarrista también de Yajaira en los discos La Ira de Dios (2002), donde canta la canción Era de Tontos, originalmente titulada Alteración del Tiempo según una fe de erratas aclarada por la banda, Vuelve a Arder (2012) y Antiguos Demonios (2014) ). Cabe destacar que Latapiat también ha estado encargado del arte de parte importante de la discografía de Yajaira: Lento y real, Split Yajaira/Hielo Negro (2002) compilado 20 años (2015) y Antiguos Demonios.

Alcohol arranca desenfrenada y bailable al ritmo de la caja de Mac Donald quien parchara a Arce hace aproximadamente 15 años para posteriormente volverse miembro titular participando en todas las producciones discográficas de Yajaira a excepción de Desolazion (2005) donde Latapiat tomara las baquetas con la banda en formato trío. Miguel “Comegato” Montenegro irrumpe con los primeros versos de la noche “Puedes ver, crees ver. Quieres ser, esperas ser como el que espera soñar”, seguido del disparo eléctrico de Samuel “Sam” Maquieira quien responde “Podría apostar. Podría apostar”.

El tridente hace un cambio en la línea del tracklist original entonando Bajo presión, en la que Sam cambia en dos oportunidades “la revolución” por “la demolición”. Corte pesadísimo al cual le viene perfecto este cambio, pequeño pero que junto a otras pequeñas adaptaciones que hace Yajaira en sus presentaciones en vivo respecto a las versiones de estudio, como variaciones en cortes, cambios de velocidad y más cambios de letra, lo cual añade un toque fresco que denota el afán nómade y de reinvención que los ha caracterizado por 23 años.

En este momento el track 3 del disco original pasa a ser cuarto. Escucha el Viento con sus atmósferas envolventes acaricia a l@s asistentes, quienes desde ya manifiestan su gratitud por el magno evento que tienen la dicha de presenciar. “Ave Lunar” canta un inspirado Monenegro concluyendo este susurro como una fuerza de la naturaleza.

Corre, Respira, Descansa lleva por título la siguiente pieza del setlist de viernes nocturno que constituye un verdadero “mantra” del rock nacional. Tres simples palabras con las que nuestro chamán mediador de mundos nos impulsa y desea un buen viaje hacia los parajes sónicos de la vida.

H.E.E.B. sigla de Hippie en el bosque, es extraída del final del 1er disco y llevada hacia la posición 6 del setlist presente. Es una pieza instrumental que evoca la sensación de estar en aquel escenario de pureza y misticismo, la cual es seguida inmediatamente por Hacia el Sol, canción con una marcada rítmica latina que continua esta sección algo más etérea que pesada sin perder la contundencia sonora, claro. El potente quiebre instrumental de esta canción nos estrella directo hacia el pavimento a la vez que Sam con sus alas nos invita a encumbrar los cielos electrificados con sus solos de guitarra a través de los cuales nos regala su bello canto sin palabras.

El vocalista que también lo es en el trio de crust punk y doom Electrozombies, dice “Está buena la película” y da las gracias por la oportunidad de tocar en este hermoso recinto seguido de la presentación del próximo corte. Es nada menos que una improvización de las primeras registradas por el grupo gracias a Rafael “Pape” Astaburuaga. Impro es el nombre de esta pieza que abre el segundo disco de la presente reedición homónima y que fue liberada días antes de esta fecha. “Jam” con un marcado carácter rítmico con una sonoridad que recuerda a Grand funk.

Dame tu Alma es traida a la vida una vez más comenzada por Sam y seguida por sus compañeros de manera lenta y real para luego rememorar el ritmo y velocidad de Alcohol, vociferando el título de esta canción Comegato de la mano de sus 4 cuerdas rojas del inframundo del peso mismo.

Lo antiguo es la tónica y así lo decreta Pin pon, quien entra con un ritmo swing feeling seguido por destellos de rockn’roll desde las 6 cuerdas que dan paso a Indecisión, perteneciente en un primer momento a la compilación Sonidos Ocultos (2003) y luego a La Ira de Dios (corte en el cual participa en las segundas voces Marcelo Palma, vocalista y guitarrista de Hielo Negro, banda compañera de ruta de Yajaira, quien a la vez ejecutó el órgano que se aprecia en la 2da versión de este clásico). Una melodía característica y cantable frente a la cual l@s extátic@s seguidor@s apoyan vocalmente cual hinchada de futbol.

Camonbeibe cambió también desde la posición n° 6 del tracklist original a la 10 del setlist actual en Cine arte Alameda. El riff internalizadísimo de Sam vuelve loc@s a l@s asistentes quienes ya a esta alturas vacilan de pie entonando los emblemáticos cánticos de la mítica banda santiaguina que comenzara sus primeros ensayos en una sala subterránea cercana al escenario de esta noche, frente al cerro Santa Lucía.

El fervor se apodera totalmente de la audiencia, la cual queda atónita ante la omnipresencia del gigante Gorgar, llevado a la música que nos deja cara a cara ante la inmensidad del infierno con una lentitud y potencia que simulan si se quiere a los pasos y el andar de este coloso que absorbe las almas de quienes osan enfrentarlo. Instrumental a la que Comegato, 10 años después con su proyecto paralelo Electrozombies hace guiño con su canción He Visto, del disco del mismo nombre.

Más finaliza esta máquina del tiempo en la que nos remontamos a las raíces mismas es este gran power trío de las cavernas luciféricas. “No puedo ver lo que tú ves. Quiero saber, yo quiero ver.” Gritan las líneas de esta canción de 5 tiempos que luego de un par de vueltas desembocan en un extremadamente intenso y sensual interludio con sus silencios muy marcados y una conclusión muy “a tierra”.

El público manifiesta su emoción y gratitud a punta de gritos, aplausos y silbidos que piden más, los cuales son respondidos por el vocalista bajista, quien retribuye estas muestras de apoyo regalando un último suspiro directo desde las catacumbas de la escena underground. Suspiro llevado a cabo por Sam primero y respondido por Pin pon y Comegato, es La Resistencia del Universo, en su versión resumida de casi 9 minutos (la versión original consta de más de 14 minutos y está incluida en el 2° disco compacto de la presente reedición) y que podemos apreciar en la apertura de Sonidos Ocultos. Estamos en presencia de una pieza de culto que contrapone sus trances lisérgicos con un ritmo ternario de batería posterior que incita al movimiento y al despegue en miras del final de la noche. Muy psicodélico y doom al mismo tiempo, colores intrínsecos del espectro musical de esta alta banda nacional que desciende del escenario habiéndolo dejado todo en la cancha una vez más. Pero no, la gente quiere más y así lo hace saber. La banda imposible de hacer oídos sordos sube una vez más a este bello escenario a regalarnos dos bonus tracks: Atormentándonos, de su más reciente placa “Post Tenebras Lux” y cuyo riff original se remonta a Sonidos Ocultos, más específicamente en la pieza instrumental 10.7, nombre obtenido del cortometraje “10.7: El caso de Monserrat de Amesti” de 1997. Esta melodía traída de nuevo a la vida gracias a Jack Endino y Pablo Giadach nos deja inmersos en un panorama acuático en el final produciéndose una cisura armónica que contrapone y transforma la tonalidad mayor en menor con una genialidad y sutileza propia del gran Samuel.

Y como no hay primera sin segunda, otro regalito que nos dejan estos grandes referentes de la música chilena y que cierra con broche de oro esta magnífica velada es La Conexión, haciendo un último saludo y remembranza al emblemático Flecha. Esta canción con melodía oriental puesta en marcha en primer momento por Comegato y su bajo Gibson SG contó en Sonidos Ocultos con la participación de Pablo “Panzón” Navarrete (ex bajista de Hielo Negro) en la guitarra slide, grabación, mezcla y masterización.

Se cierra así un importante capítulo en la historia de Yajaira y de la escena rockera que como el viento en Abre el Camino, se niega a morir.

Autor entrada: Revista Patagonia Rock

Somos un medio de comunicación digital especializado en la difusión y cobertura de la escena musical emergente de la región de Magallanes y la Patagonia en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *