Camino de Tierra y la historia tras los 10 años de Aplastando Distancias

Camino de Tierra

Camino de Tierra celebra este domingo diez años del lanzamiento del que fuese su segundo disco: Aplastando distancias, cumpleaños que promete la mejor puesta en escena y como nos han ido acostumbrando, una serie de sorpresas. Un disco grabado por Jaime Bustamante en Chimichurri Records y que fue presentado en el Suburbio (ex Bartolo), abriéndole la posibilidad -a 5 años desde su formación- de comenzar a viajar fuera de la región con este nuevo material.

“Recuerdo que fue un disco que nos hizo más presente, es como el más regalón parece, el más cohesionado, fue justo el momento en que nos estábamos conociendo bien, de que pasamos de cuarteto a quinteto y dijimos ¡ya grabemos!, empezamos a agarrar una mejor composición y estábamos prendidos, como cuando empezó el pololeo, en cuanto a hacer canciones”, explicó en primera instancia Derek Biskupovic, en ese entonces baterista, quien junto Ariel Pérez Teneb (guitarra), Rodrigo Barría (bajo) y César Ulloa (voz), dieron paso para el registro del disco a una nueva alineación, pasando Derek como nueva guitarra y sumando a Carlos Castro en batería.

Castro reconoce hoy en día la importancia de haber tenido dicha experiencia. “De alguna forma, Derek fue la presión para tocar mejor, siempre había querido tocar con Derek, no se había dado la oportunidad, hasta que me llamó para Camino y fue ‘la oportunidad’ de aprender a tocar bien, Camino me hizo ser el baterista que soy hoy”, expresó el además actual baterista de Ramenami y Vacio.

Sin lugar a duda, un disco que marcó a la banda y definió a los músicos que en ese entonces la integraban, permitiéndoles alcanzar la conexión anhelada y que se ve traducida en el presente. “El disco claramente significó, subir hartos peldaños más arriba como banda, en todo sentido; musical y personal. Un disco puente, entre cómo empezamos y cómo seguimos”, agregó Rodrigo “Monito” Barría.

El recibimiento de la gente no fue menor y quienes les seguían, fueron también los encargados de darle el realce que se merecían. “La aceptación del disco fue buenísima, fue cuando nos empezamos a dar cuenta que la gente se sabía los temas, los coreaba, nunca nos había pasado algo así, la gente súper motivada, no es un disco tan hard rock, es bien punk rock, y así hay hartos hit que nunca hemos dejado de tocar, ‘Rock Carnaval’, ‘Escarchado Atardecer’, yo creo que hemos evolucionado para bien”, señaló César Ratón Ulloa.

“Aquellos momentos para mí significan mucho, momentos en que éramos todos jóvenes, teníamos las ganas, el tiempo, son canciones que realmente significaban algo para nosotros. Recuerdo cómo se construyeron esas canciones, los momentos, las letras, los significados, las instancias que llevaron a cada canción a realizarse(…)Aplastando distancias, nos dio la posibilidad de salir a tocar afuera, nos puso en la vitrina nacional, quizá; fue un tiempo muy memorable para mí, lo disfruté muchísimo, lo guardo con mucho cariño en la cuchara y nada, agradecer por la cobertura, por acordarse de nosotros, en estos diez años de este disco y aunque ya no formo arte de la banda, tengo siempre ese cariño por la pega que hicimos con los chiquillos, por el cariño que tengo hacia ellos, si bien, ya no es como antes que nos veíamos tan seguido, pero cada vez que nos encontramos, es como si el tiempo no pasara”, finalizó Pérez.

Repasa el disco completo, aquí:

Autor entrada: Gonzalo Manzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *