Dos décadas de vida cumple MadMusic, la única disquería vigente en Punta Arenas

Ricardo Palma

Eso de que “20 años no son nada”, sale de la regla general al referirse a casos como el que hoy estamos connotando, ya que mantenerse estable por dos décadas en el rubro de la venta de música tangible, es toda una odisea. Y no sólo por haber sido fuertemente impactada por la evolución de sus formatos, si no que también queda al descubierto la resistencia ofrecida al sistema de libre mercado imperante en Chile que más de una prueba le ha puesto a Ricardo Palma, fundador de la legendaria tienda de discos regional.

Ser el barco que se mantiene luego de un maremoto que lleva y trae, no es nada fácil; sin embargo, en MadMusic hacen un balance positivo e iza su bandera de sobreviviente en medio de la globalización y desarrollo que azota igualmente a este recóndito sector geográfico. En ese contexto, conversamos con Ricardo, ingeniero en sonido que luego de vivir en Santiago, estudiar, trabajar en canal 13; decidió volver a su tierra natal e instalarse -un 5 de noviembre del año 98-, con una tienda de música en pleno centro de Punta Arenas.

Palma nos cuenta los detalles de esta travesía, cómo comenzó un sueño que a la fecha se consolida y materializa como la única disquería de la ciudad, por fortuna para los amantes de la música, con proyecciones y ganas de seguir perdurando en el tiempo, siempre desde calle Bories #593.

¿Cómo te sientes ad portas de celebrar dos décadas a la cabeza de MadMusic?

Es muy emocionante, porque he pasado momentos buenos y no tan buenos. Con el asunto de la tecnología, la venta de los discos ha bajado bastante y de hecho han muerto todas las disquerías que ha habido en Punta Arenas. Cuando yo me inicié, habían como cinco o seis y hoy estoy quedando sólo yo. De hecho, entre medio vino la Feria del Disco que fue la causante de que las otras cerraran, muchos se asustaron, pensaron que no iban a poder sobrevivir ante un monstruo a nivel nacional y otros fueron muriendo por diversos motivos. Yo me mantuve ahí, en el período que estuvo la Feria del Disco aquí, al frente, cruzando la calle. Fue complicado, yo miraba para allá y veía gente entrar, salir y yo no vendía nada, pero me mantuve, aunque fueron años medio complicados, me mantuve y repunté.

¿Cuál fue tu motivación inicial para emprender en este rubro?

Yo siempre he sido coleccionista de música, en formato físico. Era recurrente ir a disquerías en Santiago, comprar harta música y veía que en esa época funcionaba. Era un buen negocio y cuando quise venirme a Punta Arenas, dije “ya, me voy pero qué hago” y pensé hacer lo que me gusta, intentarlo y ahí empecé, de a poquito. En un principio con pocos discos y de ahí fui creciendo.

¿Cómo has visto la evolución de la música a través de sus diversos formatos de presentación a lo largo de estos 20 años?

La venta del cd se ha mantenido, el casete está tratando de volver, pero no ha podido reinsertarse, en cambio la venta de cd o vinilos se mantiene. Tengo clientes de hace veinte años que se mantienen fieles y hay gente que prefiere el formato físico, yo soy uno de ellos. Tenerlos en las manos, ver la carátula, sentir el olor del papel, después la parte romántica de ponerlo, escucharlo, yo creo que son cosas insuperables y a mí ya no me ganó la parte digital, me refiero a las descargas, esa parte no me agrada.

Hilando un poco más fino, cómo definirías el perfil del consumidor de música en la zona.

Acá hay harta gente que consume lo que es folclore argentino, esto marca una diferencia con otras partes del país. En Santiago por ejemplo, he preguntado y no se trabaja con ese estilo, porque la gente no lo compra; pero en realidad hay de todo un poco. En un principio me traté de tirar a la parte más rockera, pero me di cuenta que no iba a poder sobrevivir trayendo solamente rock, así que traigo de todo; música romántica, música de película, ya que uno igual tiene que adaptarse a lo que la gente pide, si uno ve que hay gente pidiendo cierta cosa, uno tiene que traerla.

Y la venta de música regional…

Bastante bien, principalmente con los extranjeros y por lo general en la época de verano, de diciembre a marzo. Viene mucho extranjero que pasa por acá y piden cosas regionales de diferentes estilos; folclore, música electrónica, jazz y rock, entonces hay que tener un poco de eso, para que se muestre la música de regiones en otros países.

Una pregunta que no podía faltar. ¿Cómo vas a celebrar este nuevo ciclo?

La próxima semana, vamos hacer varias ofertas, lo publicaremos por redes sociales desde el lunes 5 hasta el 10 de noviembre, haremos descuentos de todos los productos, para celebrar con todos, con música.

Autor entrada: Revista Patagonia Rock

Somos un medio de comunicación digital especializado en la difusión y cobertura de la escena musical emergente de la región de Magallanes y la Patagonia en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *