Inminent End es el nombre del cuarto disco de Infernal Doom que ya comienza a sonar

Infernal Doom

Inminent End es la cuarta producción que esperan lanzar durante el mes de julio, después de que conmemoren los 10 años de su segundo trabajo Freedom by Death, publicado el 2008.

Después de un paréntesis y nuevas experiencias, volvió recientemente a los escenarios Infernal Doom. Ahora, nuevos integrantes y una novedosa propuesta inspirada en la mismísima historia de Punta Arenas, nada más y nada menos que en el evento revolucionario acontecido de 1851; El motín de Cambiaso; a lo que Jaime Bustamante, fundador de la banda, compositor, vocalista y guitarrista, connota el hecho de que este suceso, sea considerado uno de los primeros actos de rebeliones y característico de la República independiente de Magallanes. Es por esto, que según nos cuenta como primicia; el diseño de la carátula intenta mostrar una ciudad en llamas, en destrucción y contenidas de letras que encierran una mirada más profunda, “Las letras y temáticas siempre las hago filosóficas, existencialistas y en esta oportunidad me fui más a la historia, pero siempre aplicando lo ocurrido a la vida misma”, nos explica su vocalista, quien además agrega: “Tiene que ver con la muerte, el fin de un proceso, cuando las cosas son inevitable”.

En su disco anterior, también se aprecian letras existencialistas, con un sonido musical extremo, aunque intentando no perder las líneas melódicas. Sonoridad con tópicos nostálgicos con una intención de transportarnos a tierras nórdicas, pero que indiscutiblemente, se asocia a nuestra propia realidad; frío, oscuridad y mucho doom, que es lo que le acomoda y les agrada, y por lo cual la banda difunde tal concepto.

Así Infernal Doom, se ha mantenido con el paso del tiempo gracias a la constancia de su creador, a ese “encabronamiento” de tomar el nombre de su banda y seguir. Hoy en día se apoya también, en otra parte importante de la conformación, que es su baterista Hermes Leiva; de quien asegura, es un seguidor de su banda, que busca perfeccionarse en lo que hace y por sobre todo, lo disfruta. Siendo muy joven, fue el segundo baterista en llegar a Infernal Doom, luego de la partida hacia Santiago de Bustamante el año 2007 y de retornar el 2013 aproximadamente, fue quien estuvo con las baquetas listas y más que dispuestas para seguir trabajando en lo que le apasiona.

En esta “nueva era”, como le llama Jaime, se suman dos integrantes: Cristian Ojeda en guitarra y Diego Martínez en bajo. Con objetivos claros y con la energía para seguir trabajando, se abren paso a nuevos tiempos. “Ahora tenemos nuevo disco, estoy corrigiendo en mezcla, gestionamos con un sello internacional. Lo bueno es que nos dará difusión en E.E.U.U. que es donde el death metal pega más. Uno a estas alturas pide más difusión, más que tocar, y yo tengo el espacio para grabar, así que uno espera más que su música se escuche en todos los lugares posibles”, expresó.

Escucha lo último de esta agrupación icono del metal regional, aquí, en Patagonia Rock:

Inminent End

Lost Empathy

Autor entrada: Revista Patagonia Rock

Somos un medio de comunicación digital especializado en la difusión y cobertura de la escena musical emergente de la región de Magallanes y la Patagonia en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *