¡Vientos de rock! el escenario perfecto para Pesada Oscura Perdición de Pantano

El reciente lanzamiento de su segundo disco, mantiene a Pantano con una disposición abierta a presentar este trabajo en la mayor cantidad de lugares y fechas posibles. Es así como tras una memorable noche de cantina junto a Condor el pasado sábado, el tridente compuesto por Alejandro Lara en la batería, Javier Velásquez en el bajo eléctrico y Darío Haro en la guitarra eléctrica y en la voz, se alista para subir nuevamente al escenario ahora junto a Vórtice, Squamata y Bruto. Esta última, agrupación que arriba desde Santiago para sumarse a la lista de artistas que participarán de la sexta versión del Festival Patagonia Clandesta, evento agendado para el día sábado 26 de enero a partir de las 15 horas en Punta Arenas.

Pesada Oscura Perdición

Desde lo profundo de las ciénagas humeantes de la decimocuarta región surge este larga duración, segundo trabajo tras Resistencia y Viaje (2016) del trío cuya grabación estuvo a cargo de Jaime Bustamante en sala JB2428, mientas que la mezcla y masterización, en manos del propio Haro, perteneciente a Chonke Producciones.

En la presente entrega, Pantano nos propone un rock & roll anfibio, crudo y etéreo. Marcadamente percusivo con tintes setenteros, donde los cambios de ritmo son la tónica durante los 11 tracks que comprende esta nueva placa que comienza con una suerte de Big bang instrumental, tema denominado La Caída del Imperio. Por su parte, Válvula de Escape es rápido al más puro estilo Motörhead, contaste inmediato con la canción El juego Infernal, dondeinvoca más bien a la lentitud con sus melodías sabbáthicas e inquietas.

Caminos Negros evoca una atmósfera color petróleo bien punkrockera a ratos y a momentos similar a la lugubridad de los ingleses Electric Wizard, seguido de inmediato por Ojos Trizados, un rito en miras del fin de los imperios, un rockabilly implícito al son de un contrabajo con tintes de fango inframundano.

La parte final es una locura variable en todo su esplendor. Decía la Muerte es un tren humeante y estridente; Amnesia es psicodelia, es movimiento, es groove mulitrrítmico; a su vez que La Esclavitud es contestatario e intransigente. Ahora sí y anticipando el término del EP, Enajenados del Abismo aparece desde la esencia del blues existencial que bien podría ser la parte ll de La Esclavitud en cuanto a complemento y letra, mientras que La Perdición denota tintes rockeros con todas sus letras a través del empleo de fases que nos llevan hacia el clímax, el que es alcanzado de sobre manera producto de la sensualidad ofrecida en Bagual.

Autor entrada: Gonzalo Manzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *